Advertisement
Deportes

Ryan García vuelve con triunfo tras un año de ausencia

Tras un año alejado del cuadrilátero lidiando con situaciones personales que incluían su salud mental, una cirugía de la muñeca y cambios en su esquina, Ryan García venció el sábado a Emmanuel Tagoe (32-2, 15 KOs) por decisión unánime: 119-108 y 118-109 x2 en un combate de peso ligero a 12 asaltos.

García mejoró su récord a 22 victorias (18 KOs) y aunque había predicho acabar el combate en el Alamodome de San Antonio ante el ghanés entre el tercer y cuarto round, no pudo lograr su cometido ante un escurridizo rival.

Advertisement

“Lo estaba haciendo difícil, me atrapaba mucho, se movía bastante y me complicó la pelea”, dijo García tras el combate. “Es muy resbaloso, no me daba nada, se movía mucho y tenía que correr detrás de él”.

Durante este año de ausencia, García abandonó el afamado Team Canelo cuyo entrenador es Eddy Reynoso. ‘King Ry’ optó por volver con el veterano Joe Goossen.

Advertisement

“Se sintió muy bien con él, quiero mucho a Joe y estoy contento con él ahí”, dijo García.

Según García, buscaba eliminar a Tagoe, quien no perdía una pelea desde 2004, desde los primeros rounds.

“La idea era presionarlo desde el principio, fue una buena pelea a pesar de todo con alguien que estaba buscando sobrevivir”, señaló el oriundo de Victorville, California. “Tras un año sin pelear y por todo lo que he pasado, ustedes no saben lo mucho que aprecio esto”.

Con respecto a un posible combate con Gervonta Davis, García prefirió dejar esa decisión a su equipo.

“En el pasado, me hubiera ido con los llamados de otros peleadores, pero he madurado y entendido que son decisiones que debe tomar mi equipo y le dejaré eso a ellos”.

El combate inició con García buscando a Tagoe en el primer asalto, quien resultó ser muy escurridizo. Para el segundo round, el joven peleador se mantuvo en su táctica de buscar al ghanés y en un momento confuso logró tumbarlo, sin embargo, Tagoe se repuso rápidamente mientras reclamaba que García lo empujó en lugar de tumbarlo. En ese preciso momento, Tagoe hace contacto con el réferi, quien trató de esquivar la situación dando la espalda por un par de segundos.

Tagoe siguió trabajando la distancia para evitar el obvio poder de García en los siguientes dos asaltos.

García aumentó la agresividad hacia el séptimo round al ver que sus golpes parecían no tener un efecto letal en su rival, quien se defendía con todo lo que podía. De igual manera, García era superior a Tagoe, quien tuvo quizá el golpe más claro sobre el mexicoamericano con un jab a la quijada.

Advertisement

Para el octavo asalto, Tagoe llevó la pelea más al centro del ring, creando presión sobre García y contraatacando.

En el décimo, García volvió a causar daño sobre Tagoe y aunque logró hacerlo tambalear al conectar su quijada, se pudo mantener de pie y evitar la cuenta. Tagoe abrazó a García en cada oportunidad que tuvo para evitar la remetida. García parecía no poder conectar una seguidilla de golpes para finalizar a su rival.

Para el final del combate, Ryan no logró tumbarlo como había predicho y esperado.


Advertisement