Advertisement
Deportes

‘Cubo’ Torres y Michael Orozco: Lo que pasó en Querétaro no representa al fútbol mexicano

Los Angeles — Lo que se suponía era un partido más de la temporada regular de la Liga MX, se convirtió en una batalla campal en el Estadio La Corregidora, la casa de los Gallos Blancos del Querétaro, cuando estos recibían la visita del Atlas.

Los cánticos se convirtieron en gritos de rabia, dolor y desesperación ante los violentos disturbios entre las infames barras.

Advertisement

Muchos corrieron, no detrás de un balón, sino por sus vidas.

Padres trataban de proteger a sus hijos, buscando cualquier salida para evitar que la violencia llegase a ellos o a sus seres queridos.

Advertisement

Las imágenes le dieron la vuelta mundo.

“Muy triste al ver las imágenes y videos que circulan en redes sociales”, dijo Erick Torres a LA Times en Español durante una conferencia de prensa del Orange County Soccer Club, previo a la temporada 2022 de la USL.

“Es la liga de mi país, la liga mexicana, son imágenes desgarradoras”.

Aficionados se atacaron unos a otros con lo que encontraban en su camino. Según reportes, algunos usaron cuchillos durante la riña en la que hubo 26 hospitalizados. El gobierno aseguró que no hubo muertos a pesar de que muchos usaron las redes sociales para decir que sí los hubo.

Torres, quien hace unas semanas fue presentado como nuevo miembro del conjunto de Orange County, se mostró decepcionado al tener que explicarles a sus nuevos compañeros de equipo que esas imágenes no encarnan la realidad del futbol de su tierra.

“Me pone muy triste que otros compañeros, que son de otros países, me enseñen videos, imágenes de lo que está pasando allá… eso no es lo que representa el futbol mexicano, eso no es nuestro futbol”.

El volver al futbol estadounidense fue en parte motivado por la falta de garantías de seguridad a los jugadores y al futbol en sí.

“[Una de las razones] por la que me vine a jugar acá en Estados Unidos, es por la seguridad que tienen en los estadios”, dijo ‘Cubo’. “Sabes que tu familia puede ir con niños chiquitos, puedes ir acompañado de bebés, las esposas pueden estar tranquilas en las gradas, son cosas que acá no se ven”.

Advertisement

Por su parte, el capitán del conjunto campeón de la USL, Michael Orozco, recordó que cuando hizo gran parte de su carrera en México, vivió algunos momentos similares, pero no de la magnitud de lo sucedido en La Corregidora.

A Orozco le preocupa el mensaje de lo sucedido que pueda dejar al resto del mundo. Él prefiere alentar a los futbolistas que algún día sueñan con desarrollar sus carreras en México, para que no eviten considerar a su país.

“Esto no puede marcar lo que es jugar en México”, dijo Orozco. “Es una de las ligas más importantes del mundo y no podemos mezclar las cosas, sí, hay diferencias entre barras, entres equipos… está bien, somos muy apasionados al futbol, al deporte, pero no pueden pasar este tipo de cosas en donde se puedan lastimar a niños, niñas, madres. Todos tenemos familias y hay que tener más seguridad para todo ese ambiente.

“No me gusta cuando escucho que los compañeros dicen que ‘eso es lo que pasa en México’, no eso no es lo que pasa en México”.

Orozco, cuyos padres son de Querétaro, dijo haber estado con su familia al momento de ver las noticias.

“Mi familia es muy futbolera, estaba viendo los cortos del partido, en las noticias y mis hijos querían ver. Los tuve que quitar porque eran imágenes muy fuertes y penoso”, señaló el mediocampista de OCSC. “Hice toda mi carrera en México y estoy muy orgulloso de lo que me dio y lo que me ha dado”.

Advertisement

Durante la semana, la Asamblea de Dueños de equipos de la liga mexicana, determinó varios castigos, que incluyen vetar por un año al estadio, las barras no podrán ingresar por tres años como locales y un año como visitantes, además de un severo castigo de cinco años a la directiva de los Gallos Blancos y prohibir la entrada de por vida a los causantes de instigar la violencia, entre otros.

Sin embargo, Torres espera que las cosas cambien, que los castigos no deberían ser la única resolución a lo sucedido. Él quiere ver mejores en los aspectos de seguridad.

“Muchas cosas podrían cambiar, como el de no tener barras, aunque es muy bonito tener barras en el futbol mexicano, pero si no se saben comportar, estar en los estadios, entonces perjudican. No son todas las barras en el futbol mexicano, son algunas, pero creo que se puede mejorar en el registro facial y otras cosas”.


Advertisement