El presidente de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), Joseph Blatter, afirmó este viernes en Doha, donde se encuentra para la inauguración de la Copa de Asia de Fútbol, que piensa que el Mundial de 2022 en Qatar se podría disputar en invierno.

"Mis expectativas son que se dispute en invierno (boreal) porque cuando se juega al fútbol hay que proteger a los principales actores, los jugadores", dijo en una reunión con la prensa. "El Comité Ejecutivo (de la FIFA) es libre de cambiar lo que quiera", añadió Blatter.

La elección de Qatar como sede del Mundial de 2022 el pasado 2 de diciembre fue criticada debido a las altas temperaturas que alcanza el país en los meses de junio y julio, fecha habitual del torneo, que rozan los 50 grados y que podrían afectar a la salud de los jugadores.

Qatar "debe primero tener un comité de organización, y después si tienen cosas que decir o cambios que realizar respecto a las condiciones que habían presentado en el proceso de candidatura, tienen que hacer una demanda al Comité Ejecutivo de la FIFA", precisó el dirigente suizo. "Tenemos tiempo para ver este tema, ya que todavía faltan once años para la disputa del torneo", señaló Blatter

Para paliar los problemas que puede representar el calor en Oriente Medio, Qatar previó la construcción de estadios ultramodernos que disponen de sistemas de climatización.

Blatter ya había lanzado la idea, en diciembre, de una organización de la Copa del Mundo de 2022 en el invierno boreal, en el mes de enero.

El presidente de la UEFA, Michel Platini, también se pronunció por una "reflexión global" sobre una eventual organización del Mundial-2022 en Qatar en enero, más que en junio o julio. El seleccionador alemán Joachim Löw; su homólogo de Inglaterra, el italiano Fabio Capello; y Franz Beckenbauer, miembro ejecutivo de la FIFA, también se habían declarado favorables a esta idea.

Un cambio del Mundial a enero afectaría también las ligas locales de clubes de los diferentes países, que deberían cambiar y adaptar sus calendarios. También está la pregunta de cuánto tiempo necesitarían los jugadores para recuperarse del Mundial, lo que haría posiblemente que las ligas no se reanudaran hasta marzo.

Blatter, que busca su reelección este año por cuatro más, defendió de nuevo la decisión de su Comité Ejecutivo de elegir Qatar como sede del Mundial. "Es un movimiento lógico hacia nuevos territorios. No es sólo a Qatar, sino a una nueva cultura y al mundo árabe", explicó Blatter. "Todos los miembros del Comité Ejecutivo sabían exactamente lo que pasaría al elegir Qatar, y es por ello que algunos de ellos han dicho que deberíamos jugar en invierno" (boreal), explicó el presidente de la FIFA.

Australia, Japón, Corea del Sur y Estados Unidos eran los otros candidatos a organizar el Mundial de 2022.

La FIFA decidió también el 2 de diciembre, en otra controvertida decisión, adjudicar el Mundial de 2018 a Rusia, con una gran falta de infraestructuras deportivas, turísticas y de transportes, frente a Inglaterra, España/Portugal y Bélgica/Holanda.