El seleccionado de fútbol de Honduras llegó este miércoles a Johannesburgo sin lesionados y "con la mayor disposición" de hacer un buen papel en el Grupo H, que reúne también a España, Chile y Suiza, dijo su técnico Reinaldo Rueda en contacto con los periodistas.

Rueda se abstuvo de calificar el pobre resultado de su equipo en la pretemporada mundialista de Austria donde encajó una derrota y dos empates.

A pesar del balance, un grupo de entusiastas hondureños, ataviados algunos de vestimentas típicas, dio la bienvenida a los catrachos, que llegaron de traje oscuro y corbata blanquiazul, los colores de su bandera nacional, directos a descansar, tras un extenuante viaje desde Francfort (Alemania).

El timonel de Honduras elogió también a sus rivales de los que destacó su "gran nivel.

"Chile, España y Suiza son grandes equipos, pero nosotros sabemos el compromiso que tenemos", manifestó.

Aunque el seleccionado catracho no tiene lesionados, "algunos vienen con algunos problemas, pero estamos trabajando en ello", agregó.

El médico del equipo, Raúl Pérez, anticipó a los periodistas que David Suazo y Wilson Palacios, recuperados de sendas lesiones, podrán entrenarse la tarde del miércoles junto a sus compañeros en la cancha del Randburg FC, de Johannesburgo.

Ambos comenzaron a trabajar el martes en Francfort en el acondicionamiento físico como "parte del seguimiento a los jugadores", especificó Pérez.

El galeno consideró que ambos jugadores, claves en el funcionamiento de su equipo, "trabajan con normalidad".