El atacante costarricense Rolando Fonseca, que jugó una Copa del Mundo y es el actual goleador histórico de la selección de Costa Rica, anunció este martes que colgará los botines tras una fructífera carrera de 18 años que lo llevó por el fútbol de Colombia, México y Guatemala.

"Es una decisión que no se podía tomar a la ligera, es una decisión que ha sido consultada no solo con la almohada sino con la oración", dijo Fonseca a la emisora costarricense Radio Reloj desde Guatemala, donde estaba con el Comunicaciones y con el que anotó 134 goles en torneos oficiales.

"Y hoy ha sido el día para comunicarles que Rolando Fonseca deja el fútbol. Creo que es el momento idóneo, el momento adecuado para hacerme a un lado del fútbol", agregó el rubio atacante, de 36 años, que disputó el Mundial de Corea del Sur y Japón 2002.

Fonseca debutó con escasos 18 años con el popular Saprissa y rápidamente se echó al bolsillo a la afición, la que nunca perdonó su paso a su archirrival Alajuelense años después, donde se convirtió en verdugo de su ex equipo consiguiendo goles en cuanto clásico jugaba.

Con la selección costarricense jugó más de 100 partidos y es el máximo anotador con 46 goles en torneos oficiales, entre ellos la Copa América de 1997 en Bolivia y la del 2001 en Colombia.

Además jugó varias Copas de Naciones de la Uncaf, en los que suma 19 goles y es el máximo artillero de este certamen centroamericano.

Tras seis años con Saprissa, Fonseca pasó con poco brillo por el Pachuca de México en 1996 por un periodo corto, de donde saltó al colombiano Independiente Medellín por un año y en 1997 llegó al Alajuelense.

Con Comunicaciones de Guatemala jugó en cuatro periodos distintos y se convirtió en ídolo de los "cremas", con los que ganó varios torneos nacionales, el último hace tres semanas.

En el 2000 retornó al Saprissa y un año después lo contrató los Reboceros de La Piedad en México.

Fonseca es, al igual que el guatemalteco Juan Carlos Plata, el único jugador centroamericano en anotar más de 300 goles en su carrera profesional con equipos costarricenses, extranjeros y con la selección nacional, según una biografía suya.

"Llegó el momento de decidir esto y es en un buen momento, con un título, con salud y bienestar, con muchas cosas que agradecer al fútbol durante todos estos años", dijo Fonseca en Guatemala al diario Prensa Libre.

"Mi relación con el equipo quedó en buenos términos, lo cual es gratificante para cerrar un ciclo y una carrera que me dio muchas cosas", sostuvo Fonseca, que tiene la ciudadanía guatemalteca.

Agregó que el Comunicaciones le ofreció un partido de despedida, pero eso es algo que deberá definirlo en breve junto con el cuerpo técnico.

Fonseca había dejado entrever que cuando se retirara se dedicaría a la dirección técnica.