ÁMSTERDAM (Reuters) - Argentina pidió el jueves a la Corte Internacional de La Haya iniciar un procedimiento contra Estados Unidos por el caso judicial que la llevó a incumplir su deuda soberana, en el más reciente movimiento de la tercera mayor economía de América Latina en su larga disputa con acreedores impagos.

Argentina cayó la semana pasada en default de su deuda reestructurada por segunda vez en 12 años, tras perder una vieja batalla legal con los fondos de cobertura que rechazaron participar en los canjes que realizó el país en el 2005 y el 2010.

Una declaración del más alto tribunal de Naciones Unidas para disputas entre países dijo que el pedido de Argentina había sido "transmitido al Gobierno de Estados Unidos. No obstante, no se tomará acción en el procedimiento a menos y hasta" que Washington acepte la jurisdicción de la corte en el caso.

Estados Unidos ha reconocido la jurisdicción de la corte en el pasado, pero no estuvo claro de inmediato si lo haría en el caso de Argentina.

La condición de moratoria en el pago de deuda se produjo la semana pasada, tras un fallo judicial en Estados Unidos que le impidió al país pagar compromisos con tenedores de bonos reestructurados, luego de fracasar un esfuerzo por alcanzar un acuerdo con los principales acreedores conocidos como "holdouts", los fondos NML Capital Ltd de Elliott Management Corp y Aurelius Capital Management.

El Gobierno de Buenos Aires sostiene que no ha caído en "default" porque ha cumplido con el pago de intereses de sus bonos con vencimiento en el 2033, pero el juez de distrito estadounidense en Manhattan Thomas Griesa bloqueó la operación en junio, afirmando que violaba un fallo anterior.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, criticó el jueves las decisiones del juez Griesa.

"Quiere atropellar y llevar por delante la soberanía de un país", señaló en un discurso televisado Fernández, que agregó que las resoluciones del magistrado estadounidense "ya no tienen ni pies ni cabeza".

En su presentación del caso ante la Corte Internacional, el país sudamericano dijo que Estados Unidos "cometió violaciones de la soberanía y de la inmunidad de Argentina y otras violaciones relacionadas como resultado de decisiones judiciales adoptadas por tribunales de Estados Unidos".

Argentina no pagó cerca de 100.000 millones de dólares en bonos soberanos en el 2002. La gran parte de los tenedores aceptaron menos de 30 centavos por cada dólar de deuda en las reestructuraciones del 2005 y 2010. Pero una minoría de bonistas optaron por demandar a Argentina en cortes de Estados Unidos, reclamando el pago total de la deuda.

Washington perdió una demanda en la Corte Internacional presentada por México, que determinó en el 2004 que Estados Unidos había violado los derechos de prisioneros sentenciados a muerte al negarles el derecho de tener una representación legal del consulado.


(Reporte de Anthony Deutsch, con reporte adicional de Nicolás Misculin en Buenos Aires; Editado en español por Javier López de Lérida y Luis Azuaje)