Depositantes del banco búlgaro Corporate Commercial Bank en una manifestación a las afueras del Banco de Bulgaria en Sofía

Depositantes del banco búlgaro Corporate Commercial Bank en una manifestación a las afueras del Banco de Bulgaria en Sofía (STRINGER,, REUTERS / August 19, 2014)


SOFÍA (Reuters) - Cientos de indignados depositantes del banco búlgaro Corporate Commercial Bank (Corpbank) protestaron el martes en Sofía y otras ciudades, para demandar acceso a sus cuentas que han sido congeladas desde que el prestamista cerró en junio.

El cuarto banco más grande de Bulgaria sufrió un retiro masivo de depósitos que derivó en la mayor crisis bancaria del país desde los años 1990.

Por el momento no hay indicios sobre lo que hará el país balcánico -actualmente bajo un gobierno interino hasta las elecciones de octubre- con el banco o hasta qué punto serán protegidos los depositantes y acreedores.

Los manifestantes, que cantaron eslóganes como "mafia" y "devuelvan nuestro dinero", marcharon frente a la sede del banco central el martes en la capital búlgara.

También hubo protestas en Plovdiv, la segunda ciudad más grande del país, las ciudades del mar Negro Varna y Burgas, y varias más.

Un paquete de rescate aportado por el banco central y el Gobierno anterior fue desbaratado por la falta de consenso político en julio.

Corpbank quedó bajo control del banco central tras el retiro masivo de depósitos y ha permanecido cerrado hasta una auditoría de sus libros contables, que finalizaría en octubre.

La crisis bancaria ha generado nuevas dudas sobre el clima de inversión en Bulgaria. La agencia Standard & Poor's rebajó la calificación de crédito del país en junio, mientras Sofía tiene dificultades para reactivar el crecimiento económico y la inversión extranjera.

Autoridades búlgaras habían planeado originalmente reabrir Corpbank en julio.

Clientes preocupados por reportes de presuntos arreglos turbios vinculados a Tsvetan Vassilev, principal propietario de Corpbank, retiraron más de un quinto de los depósitos en una sola semana en junio.

Vassilev, quien se encontraba en una disputa con un rival en el momento de los retiros, ha negado en reiteradas ocasiones cualquier tipo de mal accionar y dijo que se trató de un plan armado por sus competidores.


(Editado por Damián Pérez)