BUENOS AIRES (Reuters) - El juez estadounidense que impidió a Argentina pagar su deuda reestructurada hasta que no cumpla con acreedores que rechazaron dos canjes, ordenó el miércoles que el Bank of New York (BNY) Mellon siga reteniendo la suma millonaria que el país depositó para pagar un vencimiento a fines de junio.

Argentina había dicho el martes que exigiría al BNY Mellon distribuir entre sus bonistas reestructurados los 539 millones de dólares que quedaron en un limbo por un fallo judicial adverso, que le impidió al país completar un pago de intereses antes de la fecha límite del 30 de julio. [ID:nL2N0QC016]

El Gobierno argentino advirtió el miércoles al Bank of New York Mellon que lo responsabilizaría por cualquier perjuicio que pudiera sufrir por las "acciones y omisiones" de la entidad.

Pero el juez Thomas Griesa, quien lleva la causa de la deuda argentina en una corte en Nueva York, dijo que el banco no podrá ser culpado pues estaba cumpliendo una orden.

"El pago de Argentina al BNY fue ilegal", señaló Griesa en un documento judicial fechado el miércoles en Nueva York al que Reuters tuvo acceso. "BNY deberá retener los fondos en sus cuentas en el BCRA (Banco Central argentino) hasta que haya una nueva orden de esta corte".

Griesa bloqueó el pago de deuda reestructurada hasta tanto Argentina no pague unos 1.500 millones de dólares a los fondos de cobertura que rechazaron los canjes ofrecidos por Buenos Aires a los títulos impagos desde el default de 2001-2002.

Por ello Argentina no pudo cumplir con sus obligaciones de deuda reestructurada al final de julio y varias calificadoras de riesgo consideraron que el país entró la semana pasada en su segundo default en 12 años.

Pero el Gobierno -que ha resistido el fallo y dice no será extorsionado por unos acreedores a los que llama "buitres"- sostiene que Argentina no entró en default ya que depositó el dinero con suficiente anticipación.

"En la medida en que los bonistas reestructurados busquen tomar a la República como responsable legal por las acciones u omisiones del BNY Mellon, la República tiene la intención de demandar una indemnización del BNY Mellon y/o tenerlo por responsable", dijo el Ministerio de Economía argentino el miércoles en un comunicado.

No obstante, el juez Griesa afirmó en su escrito que el banco no podrá ser responsabilizado ya que está obligado a cumplir con la decisión de la corte de Estados Unidos.

"El BNY no tendrá responsabilidad legal bajo el contrato que rige los bonos reestructurados ni ante ninguna persona o entidad por cumplir con esta orden", señaló Griesa.

Argentina ha denunciado que el juez y el mediador que éste designó para facilitar un acuerdo actuaron con parcialidad para favorecer a los acreedores "holdout", liderados por NML Capital, una filial de Elliott Management, y Aurelius Capital.

El Gobierno ha pedido a la corte estadounidense la reposición de una medida cautelar que le permita pagar sus vencimientos de deuda y negociar una compensación con los fondos sin la presión que implica una posible cesación de pagos. Griesa ha rechazado esta opción en varias oportunidades.

Por otro lado, los acreedores "holdout" estarían considerando una oferta de bancos internacionales que contemplaría el pago de 80 centavos por cada dólar en sus tenencias de 1.660 millones de deuda argentina, dijeron el miércoles fuentes cercanas al asunto a IFR, un servicio de información financiera de Thomson Reuters. [ID:nL2N0QC2J3]


(Editado por Javier Leira)