En la foto,  manifestantes protestan contra el secuestro de 200 niñas por parte de Boko Haram en Nigeria el 1 de agosto de 2014

En la foto, manifestantes protestan contra el secuestro de 200 niñas por parte de Boko Haram en Nigeria el 1 de agosto de 2014 (AFOLABI SOTUNDE,, REUTERS / August 15, 2014)


MAIDUGURI Nigeria (Reuters) - Presuntos combatientes del grupo islamista Boko Haram secuestraron a decenas de niños y hombres en un ataque realizado el domingo contra una localidad apartada en el noreste de Nigeria, dijeron el viernes testigos que lograron huir.

Los secuestros se producen a cuatro meses de que Boko Haram, que se propone la instauración de un califato en Nigeria, raptó a más de 200 niñas en la región de Chibok, que aún están desaparecidas.

Testigos que escaparon tras el ataque del domingo en Doron Baga, un pueblo de pescadores cerca del lago Chad, dijeron que militantes vestidos con uniformes del Ejército y de la policía habían quemado casas, y que 97 personas estaban desaparecidas.

"No dejaron a ningún hombre o niño en el lugar, sólo a niños pequeños, niñas y mujeres", dijo Halima Adamu, una de las sobrevivientes tras un viaje de 180 kilómetros a Maiduguri, la capital del estado de Borno, en el noreste de Nigeria.

"Gritaban 'Allah Akbar' (Dios es grande), y disparaban (...) Empezaron a meter a nuestros niños y hombres en sus vehículos, amenazando con disparar a quien desobedeciera", relató Adamu.

Los testigos dijeron que seis hombres mayores murieron en el ataque y que otras cinco personas quedaron heridas.

Boko Haram es considerado la amenaza principal para la seguridad en Nigeria, la principal economía de África y miembro de la OPEP.

En el último año, la agrupación ha aumentado sus ataques contra civiles y, pese a haber surgido como un movimiento de base, ha perdido apoyo, volviéndose más sanguinario.

Su solución ha sido secuestrar a niños para convertirlos en combatientes y a niñas para hacerlas esclavas sexuales. Las medidas que recuerdan al Ejército de Resistencia del Señor, movimiento militante dirigido por Joseph Kony y que ha operado en Uganda, Sudán del Sur y el centro de África por décadas.

El Ejército de Nigeria no respondió a las solicitudes de declaraciones. Una fuente de seguridad dijo que estaban al tanto del incidente, pero que estaban investigando.


(Reporte de Lanre Ola; Escrito por Tim Cocks, Editado en español por Janisse Huambachano)