El estadounidense Jason Dufner aseguró tras levantar el imponente trofeo del US PGA que “aún” no asimilaba su triunfo, el mismo que hace dos años le arrebató en este torneo su compatriota Keegan Bradley en un desempate.

Dufner tuvo palabras de recuerdo amargo de aquel episodio desfavorable disputado a tres hoyos en 2011, mezcladas con cierto sentido de revancha.

“El tiempo me ha devuelto el trofeo que perdí con Keegan”, puntualizó el estadounidense de 36 años, que logró su primer título de Grand Slam.

“Antes de la vuelta decidí que iba a jugar con confianza para poder ganar este torneo”, admitió Dufner.

Complementado con informes de EFE.