El futbol salvo a Honduras.

No es una opinión, es un hecho, insiste el jugador Danilo Turcios, mediocampista veterano del equipo hondureño. La Selección vuelve a la Copa del Mundo por primera en 28 años.

"El futbol", dice, "fue lo único que unió al país después de los problemas políticos que lo dividieron".

El verano pasado, con el equipo de Honduras una vez más teniendo problemas para permanecer con vida en las eliminatorias para el Mundial, el país fue mecido por un golpe de estado. Las Fuerzas Armadas llegaron a Palacio Nacional y arrestaron al presidente Manuel Zelaya, forzándolo a exiliarse e instalando en el poder al líder del Congreso Roberto Micheletti.

Pero entonces, el equipo de Honduras ganó su siguiente juego eliminatorio. Y después el que siguió, anotando ocho goles en dos juegos. De repente, la gente estaba hablando de algo más que no fuera política.

Y cuando Honduras ganó su partido final, obteniendo un cupo para la Copa del Mundo por segunda ocasión en su historia, las calles se llenaron de gente. Pero esta vez, estaban celebrando.

"La gente se ha liberado detrás del futbol", dice Reynaldo Rueda, el técnico colombiano de la selección hondureña. "Unió a hermanos separados, a esposos que estaban en conflicto político, unos con Zelaya, otros con Micheletti".

La estancia de Honduras en Sudáfrica parece que será corta. Los catrachos, que nunca han ganado un juego en un torneo mundialista, están en un grupo difícil, con Chile, España y Suiza.

Y los preparativos para llegar a la Copa del Mundo no han sido, que se diga, muy buenos. Hace tres meses Reynaldo Rueda sugirió que podría dejar al equipo si no le pagaban 1.3 millones de dólares que la Federación Hondureña le debía por concepto de un bono por haber clasificado a la Selección al Mundial.

Y cuatro días antes de que el técnico diera su lista definitiva de jugadores que irían al Mundial, su delantero Carlos Costly se fracturó un hueso en el pie derecho.

Pero su capitán, Amado Guevara, ve las cosas de manera distinta, "todos nosotros damos gracias a Dios por ser bendecidos por jugar futbol. Y las bendiciones de que, a través de nosotros, pudiéramos unir a nuestra gente".