Los Cachorros no pudieron barrer por tercera vez consecutiva esta temporada a los Piratas de Pittsburgh (21-23), pero al menos lograron apuntarse la serie tras batirlos ayer 4-3 en un juego muy trabajado y peleado en un, como siempre, abarrotado Wrigley Field con 41,321 aficionados.

Con esta victoria los Cachorros (27-17) se ponen 10 juegos arriba del .500 y suman su octava victoria en los últimos 10 juegos, lo que le mantiene firme al frente de la División Central de la Liga Nacional a dos juegos de diferencia de su más inmediato predecesor, los Cardenales de San Luis (26-20), que ayer ganaron 5-4 a Tampa Bay.

Pero lo más importante es que durante esta serie parece que Alfonso Soriano finalmente ha despertado haciendo tronar su bate. En la victoria (7-4) del viernes el jardinero izquierdo de los Cachorros acabó con 4-2 con 4 remolcadas y 2 jonrones. El sábado, a pesar de la derrota 7-6, el toletero dominicano se desmarcó y brilló con 5-5, 3 remolcadas y 2 jonrones. Mientras que ayer acabó con 3-1 y una empujada. En resumen Soriano ha terminado esta serie de tres juegos ante los Piratas con unos números de 12-8, 8 carreras remolcadas y 4 jonrones.

Pero la victoria ayer no se concentró en un sólo pelotero, sino que fue fruto de un trabajo de equipo donde todos, de cierta manera, ayudaron a la victoria.

El juego se complicó en la primera entrada con un jonrón de dos carreras de Adam LaRoche que adelantaba a los Piratas. Los Cachorros lograron empatar la pizarra en la tercera entrada gracias a un elevadito de sacrificio de Soriano y un sencillo remolcador de Ronny Cedeño. En el cuarto episodio Reed Johnson rompió el empate con un elevado de sacrificio que aprovechó Kosuke Fukudome para poner arriba 3-2 a los Cachorros.

Fue el propio japonés en la quinta entrada quien con un sencillo remolcó a Derrek Lee para ampliar las diferencias a 4-2. Mientras que en la sexta, otra vez LaRoche, le puso cifra definitiva a la pizarra con un sencillo para el 4-3 final.

La victoria se la llevó Jason Marquis (3-2), quien ganó por primera vez desde el 19 de abril, precisamente en un juego ante los Piratas, tras disparar 6 entradas con 4 hits, 3 carreras, dar una base por bola y ponchar 3 bateadores. La salvada se la apuntó Kerry Wood, y van 10.

La derrota se la apuntó Phil Dumatrait (1-2) después de lanzar 4.2 entradas con 4 hits, 4 carreras, dar 7 bases por bola y ponchar 2 bateadores.

Los Cachorros arrancan hoy en Houston una serie de máxima rivalidad divisional ante los Astros (25-20), que ayer ganaron 5-4 en Texas a los Rangers.