Un rodadito de Justin Morneau en la séptima entrada fue la diferencia para que los Mellizos derrotan ayer 4-3 a los Medias Blancas en Minnesota.

La victoria se la apuntó Nick Blackburn (2-1) después de lanzar siete entradas con muchos altibajos pero que pudo resolver permitiendo sólo tres carreras en ocho hits, dando dos bases por bola y ponchando cuatro bateadores.

Mientras que debido a la doble jornada del sábado, el relevista Nick Masset hizo su segunda aparición como abridor y lució muy inestable desde la loma, por lo que después de golpear a Michael Cuddyer fue retirado en el cuarto episodio donde permitió tres anotaciones con cinco hits, dio tres bases por bola y ponchó cinco bateadores. La derrota se la apuntó Ehren Wassermann (0-1) tras disparar 0.1 entradas y permitir la carrera de la derrota.

El toletero Jim Thome abrió la pizarra conectando un doblete remolcador en la primera entrada. Justo inmediatamente después los Mellizos empatarían en la parte baja con un sencillo remolcador de Michael Cuddyer.

En la cuarta entrada, el pelotero más caliente de los patipálidos, Carlos Quentin, conectaría su séptimo jonrón de la temporada para adelantar a los Medias Blancas 2-1

Pero una vez más los Mellizos reaccionarían inmediatamente en la parte baja remolcando dos carreras que le daba la vuelta al marcador para poner arriba al equipo local 3-2 por primera vez en el juego

Un sencillo remolcador de Nick Swisher empataría la pizarra 3-3 en la parte alta de la quinta entrada. Y ahí se quedó todo el poder ofensivo de los Medias Blancas, que vieron como Morneau desquilibraba el marcador en la séptima para barrer a los patipálidos en esta miniserie de dos juegos.

Los Medias Blancas (14-12), que siguen liderando la División Central de la Liga Americana, descansan hoy y mañana viernes empiezan una serie de cuatro juegos ante los Azulejos en Toronto