Kat DeLuna siempre pensó que a pesar de haber vivido una infancia modesta en El Bronx, Nueva York y una adolescencia como cualquier otra en la República Dominicana, un día llegaría a convertirse en cantante. Pero no contó con que el destino la iba a llevar más allá de lo soñado hasta transformarla en toda una estrella de la música anglo y latina de manera simultánea.

"Siempre tuve en la mente darle mi talento a los dos mercados. Pero no pensaba que iba a tener la oportunidad de hacerlo de esta manera. Y lo mejor de todo, el haber sido aceptada por igual por los dos públicos", comenta la joven cantante que todavía quiere más.

"No he llegado todavía hasta donde quiero llegar. Sé que ha sido duro, pero me dieron la oportunidad y la estoy aprovechando", agrega con entusiasmo Kathleen Deluna, cuyo gusto por la música comenzó tras mudarse con su familia a Newark, Nueva Jersey. Su raza latina no le ha impedido meterse de lleno en el llamado "mainstream" de la música anglo.

"Eso es bien duro, porque siendo una latina hay quienes quieren generalizarte y piensan que nada más tenemos que cantar en español. Yo pienso que no y al cantar en inglés he roto barreras", dice la cantante, cuya música contiene elementos de hip hop, R&B, merengue, pop, jazz latino, electrónica y dance.

Tras su éxito arrasador con el sencillo "Whine Up", incluido en su álbum debut, la joven cantante ahora está relanzando "9 Lives" con nuevos temas producidos por la estrella internacional Akon. "Lo estamos relanzando porque esta nueva versión incluye nuevos temas. '9 Lives' ('9 vidas') se lanzó hace como un año y medio y tuvo mucho éxito gracias a Dios.

Pero al incluir nuevas canciones con Don Omar y Busta Rhymes, la expectativa crece mucho más. Serán un total de 11 o 12 temas. Las disqueras lo han venido haciendo con otras artistas también", dijo la cantante en referencia a lo que hizo su sello Epic con el tema "Hips Don't Lie" de Shakira en su álbum "Fijación Oral".

Uno de los sencillos que se incluye en el álbum que está previsto a salir en el verano es "Run the Show" con la participación de Busta Rhymes en la versión en inglés y el reggaetonero Don Omar en la de español. "Después me gustaría hacer un dueto con Maná. Me encantan los artistas que tienen su propio sonido. Un dueto que pienso que debería darse es con Juan Luis Guerra, ya que él es uno de los artistas más importantes de la isla y yo represento a la nueva generación de artistas. Sería muy bonito", agrega.

Navegar en dos aguas
Al principio de su corta carrera, Kat se mostró con una imagen menos sexy y más juvenil, lo cual atraía a un público adolescente. Pero luego de su evidente cambio, en el que se muestra a una chica sensual, el público adulto masculino ha ido aumentando. "Cuando ven las nuevas fotos y el nuevo video musical, se pueden dar cuenta que he cambiado y que he crecido a nivel musical", agrega.

Para Kat lo más difícil de estar navegando en dos aguas, la anglo y la latina, es que "es muy cansado tener que presentarse un día en Miami, al día siguiente en Australia, luego volver a Kentucky e inmediatamente a España, debido a la demanda del público que no sólo es anglo sino también hispano.

Hace que uno se agote", dice la artista admiradora de Mariah Carey, Beyoncé y Selena. Kat está logrando compartir con artistas que desde siempre fueron sus ídolos. Hoy en día, hasta comparte nominaciones a premios con ellos. "Personas como Juan Luis Guerra y Milly Quezada son las que siempre he admirado y que ellos hayan venido un día y me digan que están orgullosas de lo que me ven lograr, es demasiado para mí", señala. "Durante los Premios Cassandra que se otorgan en Santo Domingo tuve la suerte de ganar el galardón a la Revelación del Año. También tuve el privilegio de estar nominada con el señor Juan Luis Guerra y eso para mí fue como: ¡wow!".

Su música y su estilo no sólo viene conquistando a sus compatriotas, demás latinos y los norteamericanos. El gusto por ella ha ido más allá. "Cuando fui a Japón no lo podía creer. Vi muchas japonesas en mis presentaciones con el cabello a mi estilo y se vestían como yo", dice la artista.

"Nosotras nacemos aquí. Somos bilingües en la música y en la manera de hablar. Por eso cuando me topo con mujeres como yo, ellas me lo agradecen. Muchas veces se me cruzan en los conciertos chicas morenas, chinas, rubias o latinas y todas ellas me hacen ver que no le importan lo que soy ni de dónde vengo. Lo que ellas ven es la música, el arte y lo que represento", puntualiza la joven cantante nacida en El Bronx que todavía no ha encontrado su alma gemela.

"No todavía no. Estoy todavía muy joven y hay muchas que hacer con mi carrera. No soy sólo una cantante. Kat DeLuna es un movimiento", concluye.