Vitamina D

Vitamina D (Roberto Gonzalez, Orlando Sentinel / June 14, 2012)

Las mujeres posmenopáusicas no deberían tomar dosis bajas de vitamina D y calcio para prevenir fracturas óseas, dado que tienen un efecto positivo escaso y conllevan cierto riesgo de efectos colaterales, según un panel de expertos respaldado por el Gobierno de Estados Unidos.

En recomendaciones preliminares en su página de internet, la Comisión Especial de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF, sigla en inglés), dijo que estudios sobre esos suplementos sugieren que hacen poco por prevenir las fracturas en dosis diarias menores a 400 unidades internacionales (UI) de vitamina D y 1.000 miligramos (mg) de calcio.

Sin embargo, sí está claro que conllevan un riesgo levemente mayor de efectos colaterales como cálculos renales.

"Se sabe desde hace algún tiempo que esa es una dosis demasiado baja", dijo Silvina Levis, del Centro de Osteoporosis de la Escuela de Medicina Miller de la University of Miami, en Florida.

El Instituto de Medicina, otro asesor del Gobierno de Estados Unidos, recomienda que los hombres y mujeres reciban al menos 600 UI de vitamina D y al menos 1.000 mg de calcio por día. La recomendación exacta varía según la edad y el sexo.

Los suplementos de vitamina D y calcio suelen recomendarse a las mujeres para prevenir fracturas, según la USPSTF, y están ampliamente disponibles a bajo costo.

Los nuevos consejos llegan como parte de una nueva revisión basada en 19 ensayos controlados y al azar, que hallaron que complementar la dieta de una persona con 400 UI de vitamina D y 1.000 mg de calcio ofrecería cierta protección contra las fracturas de huesos en la ancianidad.

Pero el mayor riesgo de desarrollar cálculos renales hace que "no haya beneficio neto", indicó el panel.

"Somos afortunados de contar con estudios amplios que nos dicen con un grado moderado de certidumbre que, en esas dosis, esta suplementación no es efectiva en las mujeres posmenopáusicas con la meta de prevenir fracturas", dijo Kirsten Bibbins-Domingo, miembro del panel.

En las dosis mayores de suplementos, la evidencia aún es demasiado limitada para realizar recomendaciones en ningún sentido.

Bibbins-Domingo, profesora de la University of California en San Francisco, añadió que es importante para las personas saber que la nueva recomendación sólo aplica para las mujeres posmenopáusicas y aquellas que toman suplementos.