US Congresswoman, Debbie Wasserman Schultz, set to appears on Florida show, Live with Lori: Political Food for Thought, Wednesday morning on Sun Sports.

Para los seguidores de temas políticos, hay una pizca de programas en CNN. Para los amantes de la comida, hay una pisca de Cooking Channel. Y para los devotos de ambos hay una mezcla cultivada en Florida que entrega delantales, cuchillos y batidores a los políticos más prominentes.

 

Live with Lori: Political Food for Thought ha tenido como invitado al presidente del Senado de Florida, el presidente de la Cámara de Representantes estatal, dos posibles candidatos para la gobernación en 2018, y al representante federal Dan Webster, uno de los republicanos más conservadores.

 

Y el miércoles por la mañana le tocó el turno de cocinar y conversar a la representante por Florida al Congreso federal Debbie Wasserman Schultz, demócrata de Weston y presidenta del Comité Demócrata Nacional.

 

Wasserman Schultz y la presentadora del programa, Lori Halbert, hicieron salsa de mostaza para servir con tenazas de cangrejo (stone crab) y tarta de limón, mientras hablaban de la reforma migratoria y los fondos para la investigación del cáncer, además de la familia de la congresista y cómo las mujeres manejan la política y sus responsabilidades.

 

Los televidentes no ven a Wasserman Schultz ni otros invitados acosados con preguntas como en Meet the Press, dice el productor ejecutivo Jason Steele. “Nunca hacemos nada que sea antagonista”.

 

Y en términos de cocina, si bien es creativa, no es alta cocina.

 

“Lo que cocinamos es casi que incidental. Cocinas mientras hablas y te metes en política y políticas”, dijo Wasserman Schultz. La veterana de los programas políticos del domingo dijo que Live with Lori es “una atmósfera más relajada y no de confrontación, y no enfrenta opiniones en frente en las cámaras”.

 

El senador estatal Jeff Clemens, demócrata de Palm Beach, fue invitado de Halbert la temporada pasada para preparar camarones marinados, ceviche de melón y pasta de nuez.

 

“Es la oportunidad de ver a rígidos políticos en un escenario más relajado”, dijo Clemens. “Si piensan en los ingredientes que están usando, entonces quizás no se concentren en los clichés ni la retórica de campaña”.

 

Halbert dijo que mucho de lo que la gente piensa que sabe de los políticos es una perspectiva perpetuada por shows de realidad. “Este programa es acerca del invitado”, dijo. “La comida es un componente, pero en realidad lo que conseguimos es un invitado relajado, humano”.