El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, fue autorizado hoy por el Parlamento de su país para viajar a Cuba, solicitud que hizo el mandatario el día de ayer con la finalidad, aseguró, de iniciar la segunda etapa del tratamiento contra el cáncer, que consistirá en la aplicación de quimioterapia.

"La bancada bolivariana, por razones de legitimidad, legalidad y humanidad, va a votar por la autorización", sentenció el presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), Fernando Soto, tras haberse cumplido dos horas de debate en las que las dos bancadas, chavismo y oposición, se pusieron de acuerdo para permitir el viaje de Chávez.

"Gracias a la Asamblea Nacional por permitir este viaje", dijo el jefe de Estado al culminar el debate, quien en consejo de ministros se mantuvo observando la discusión y señaló que espera regresar muy pronto a su país.

"No tenemos duda de que esté donde esté, el presidente Chávez seguirá mandando", dijo el diputado oficialista Diosdado Cabello durante la sesión extraordinaria que convocó ayer, de urgencia, el presidente de la Asamblea Nacional, Fernando Soto, para discutir la solicitud del mandatario venezolano.

La bancada parlamentaria de oposición votó a favor de otorgar el permiso, aunque solicitó que el vicepresidente, Elías Jaua, asuma la jefatura de Estado porque Chávez no debe ejercer la presidencia desde Cuba.

"Autorizamos el viaje del presidente para Cuba y esperamos que se recupere (…) pero mientras dure la ausencia, todos los actos deben hacerse desde Venezuela y no desde Cuba", dijo el diputado opositor Hiram Gaviria.

Gaviria reiteró: "A partir de hoy la jefatura del Gobierno recae en el vicepresidente".

Por su parte, el también opositor Miguel Rodríguez acusó a la bancada oficialista de "traficar" con la salud del presidente.

Chávez fue operado el pasado 20 de junio de un tumor canceroso en Cuba y regresó a Venezuela el 4 de julio para continuar con "la primera etapa" del proceso de recuperación.

"Estos voceros de la derecha perdieron la conciencia del límite del absurdo", dijo Chávez mientras escuchaba el debate y calificó de "estupidez" los argumentos que señalan que su partida implica que hay una ausencia de jefe de Estado en el país.

El día de ayer, tras despedir al presidente electo de Perú, Ollanta Humala, quien se encontraba de visita en Venezuela, Chávez aprovechó la presencia de los medios de comunicación para leer la carta de solicitud de permiso de viaje a la Asamblea Nacional.

"Esta segunda etapa comenzará en los próximos días con la aplicación de quimioterapia, ya planificada científicamente al detalle, y estoy seguro de que la segunda etapa contribuirá a seguir por el camino de la recuperación", dijo Chávez, tras agradecer al equipo de médicos cubanos y venezolanos que le asisten el trabajo.

El presidente no especificó cuánto tiempo estará ausente de su país, aunque aclaró que debía solicitar el permiso al Parlamento, tal y como corresponde constitucionalmente cuando la ausencia supera los cinco días.