Martín Reséndiz, alcalde de un poblado fronterizo del estado de Nuevo México y candidato a legislador, estaba ebrio cuando firmó nueve contratos con una empresa de California que ahora está demandando al ayuntamiento por un millón de dólares, según se revela en una declaración jurídica dada a conocer el jueves.

"El día que firmé, había bebido demasiado. Eran después de las 5:00 de la tarde y firmé (los contratos) y no supe lo que estaba firmando", escribió Reséndiz, alcalde de Sunland Park, Nuevo México, en respuesta a las preguntas de abogados de la firma de diseño arquitectónico Synthesis+. "Mi hermana tuvo que ir a recogerme".

La demanda asegura que a la empresa se le debe un millón de dólares por el trabajo realizado bajo los nueve contratos, de acuerdo con un informe publicado el jueves en el periódico The Albuquerque Journal. Sunland Park argumenta que los contratos no eran válidos porque no fueron aprobados el Consejo de la Ciudad.

Reséndiz, un ex policía de El Paso, Texas, y juez municipal en Sunland Park, ha sido alcalde de la ciudad fronteriza desde marzo de 2008 y planea buscar la nominación demócrata para contender contra el republicano Steve Pearce por un lugar en la Cámara de Representantes.

Reséndiz no pudo ser localizado el jueves por la mañana, pero su oficina planeaba emitir un comunicado durante el día.

De acuerdo con una transcripción de la declaración de junio de 2010 hecha por el fiscal Víctor Poulos, Reséndiz reconoció haber firmado los documentos en mayo o junio de 2008 después de varias horas de estar bebiendo con ejecutivos de Sythesis+ en el restaurante italiano Ardovino's Crossing en Sunland Park. Entre los ejecutivos presentes estaba el arquitecto Daniel Soltero.

Poulos dijo que era la primera vez en 33 años de practicar la abogacía en que alguien reconoce haber firmado un contrato mientras estaba en estado de ebriedad.