El ex presidente costarricense Mario Echandi (1958-1962) falleció el sábado en esta capital, informó el gobierno. Tenía 96 años.

El ex gobernante padecía una bronconeumonía y sus allegados además indicaron que sufría desde años atrás las consecuencias de un derrame cerebral.

La Cancillería informó en un comunicado que Echandi tendrá funerales de Estado el domingo en la catedral metropolitana con una misa presidida por el Arzobispo de San José, monseñor Hugo Barrantes, y a la que asistirán la presidenta Laura Chinchilla y su gabinete.

"El ex presidente Mario Echandi sin lugar a dudas fue una persona con una gran vocación de servicio público. Don Mario representa un ejemplo a seguir para las y los costarricenses, a quien además le tocó gobernar el país en momentos en que se imponía un gran esfuerzo de reconciliación nacional", manifestó Chinchilla en un breve comunicado.

Como se acostumbra con la muerte de un ex gobernante, se decretó un duelo nacional de tres días.

Echandi gobernó Costa Rica con el ya desaparecido partido Unión Nacional.

El ex mandatario, además de ese alto cargo, fungió como embajador de Costa Rica en Washington, fue canciller y representante ante la Organización de Estados Americanos y Naciones Unidas. A nivel local fue diputado, cargo desde el cual ganó gran popularidad desde la oposición lo que le facilitó su candidatura presidencial.

En su gobierno impulsó obras sociales como la construcción de escuelas y la entrega de tierras a campesinos, desarrolló un plan para construir carreteras y creó el Servicio Nacional de Acueductos y Alcantarillados para mejorar el suministro de agua potable y drenaje.

También es recordado por romper relaciones diplomáticas con Cuba, mismas que fueron restablecidas en el 2009 durante la segunda administración de Oscar Arias (2006-2010).