Miami vs. New England

Miami Dolphins' Ryan Tannehill celebrates a touchdown with Mike Wallace against the New England Patriots at Sun Life Stadium in Miami Gardens, Fla., on Sunday, Dec. 15, 2013. Miami won, 24-20. (Jim Rassol/Sun Sentinel/MCT) (Jim Rassol / MCT / December 15, 2013)

Hace seis semanas pensé que los Dolphins estaban liquidados y al borde de un precipicio. Venían de tocar fondo al sufrir un doloroso revés ante los Buccaneers de Tampa Bay, que tenían récord de 0-8, en medio de un vergonzoso escándalo de "bullying" que parecía mancillar una temporada de grandes expectativas y convertirla en un verdadero fiasco.

Sin embargo, como ese boxeador que se niega a tirar la toalla con la esperanza de conectar un golpe salvador, Miami se levantó de la lona y resucitó entre las cenizas con cuatro victorias en sus próximos cinco encuentros, incluyendo un impresionante triunfo sobre los Patriots de New England el pasado fin de semana, para colocarse en una gran posición con miras a avanzar a la postemporada.

Los Dolphins (8-6) ahora controlan su destino para alcanzar los playoffs y en estos momentos no dependen de la ayuda de otros equipos. De ganar sus próximos dos partidos contra los Bills en Búfalo este domingo y los Jets de Nueva York el 29 de diciembre en casa, pues sacarán un boleto para la postemporada por primera vez desde el 2008.

Es el escenario ideal para un equipo que está luchando por evitar unas tempranas vacaciones restando dos jornadas de la temporada regular. Inclusive, hasta tienen opciones de ganar el título del Este de la Conferencia Americana si ganan los dos partidos y New England (10-4) pierde ante Baltimore y Búfalo ya que entonces Miami terminaría con mejor marca dentro de la división.

Miami ha demostrado gran resiliencia al superar las salidas de Richie Incognito y Jonathan Martin en la línea ofensiva a consecuencia del escándalo de hostigamiento, y la distracción de una investigación de la NFL que ha puesto bajo la lupa la administración y el cuerpo de entrenadores del equipo.

Salieron airosos en partidos prácticamente de vida o muerte contra rivales de su conferencia -los Chargers (20-16), Jets (23-3), Steelers (34-28) y Patriots (24-20)-, y ahora sólo necesitan hacerlo contra los Bills y Jets, dos partidos en que los dirigidos de Joe Philben salen como favoritos.

Es imperativo el conseguir esas dos victorias ya que el margen de error es muy pequeño para los Dolphins. Un revés contra los Bills o Jets, complicaría el panorama para obtener el último puesto de "wildcard" ya que volverían a estar a la merced de los resultados obtenidos por Cincinnati (9-5) y Baltimore (8-6) y San Diego (7-7). De tener que recurrir a desempates, Miami tiene ventaja sobre los Bengals y Steelers por haberlos derrotados, pero no así contra los campeones Ravens.

Por eso, los Dolphins tienen una gran oportunidad en sus manos al poder decidir su propio destino a pesar de todas las vicisitudes y piedras que cayeron en el camino. Es el momento de cerrar el "show" porque cualquier cosa que no sea un boleto de postemporada sería un fracaso rotundo.

Maidana muestra su potente pegada

El argentino Marcos "El Chino" Maidana quizás se haya ganado una futura oportunidad para desafiar a Floyd Mayweather Jr. con su impresionante victoria sobre el invicto y bocón Adrien Broner, cuyas ínfulas de grandezas terminaron en charlatanerías luego de ser derribado en dos ocasiones y humillado al perder por puntuaciones de 117-109, 115-109 y 115-110.

Síganos en el http://www.elsentinel.com. (robertocolon2121@gmail.com)