Become a digitalPLUS subscriber. $12 for 12 weeks.

Los Medias Blancas siguen intratables

Los Medias Blancas (37-26) siguen encendidos. Desde que el domingo pasado su mánager, Ozzie Guillén, gritara enfurecido reclamando cambios en el bateo, los patipálidos parece que se han puesto las pilas y no pierden desde entonces, sumando ya siete juegos consecutivos ganando en casa y abriendo una brecha, más que considerable de 6.5 juegos en la punta de la División Central de la Liga Americana con respecto a su más cercano predecesor, los Mellizos de Minnesota (31-33), que ayer volvieron a probar la contundencia del bateo de los patipálidos.

Los Medias Blancas derrotaron ayer 7-5 en el US Cellular Field a los Mellizos para culminar una espectacular barrida y demostrar que están en un momento dulce de juego al tener que venir de atrás para terminar ganando el juego.

El gran protagonista del juego fue Nick Swisher, quien conectó sendos jonrones desde ambos lados del plato por sexta ocasión en su carrera para ser el séptimo patipálido en lograrlo.

Los Medias Blancas perdían 5-2 en la sexta entrada cuando Swisher conectó su segundo jonrón para acercar la pizarra a 5-4. Siendo Paul Konerko, quien con un jonrón de dos carreras en el séptimo episodio, terminó de darle la vuelta al juego y sellar una nueva victoria.

El bateo volvió a brillar con 11 hits, destacando también Orlando Cabrera con cuatro hits, empatando su récord personal.

La victoria se la apuntó Matt Thornton (2-1) tras lanzar una entrada sin anotación, mientras el abridor Jon Danks se fue sin decisión después de 6 entradas con 5 carreras y 8 hits. El rescate se lo apuntó Bobby Jenks (15).

La derrota se la llevó el relevista Matt Guerrier (3-2), mientras el abridor Glen Perkins tampoco tuvo decisión tras trabajar 5.1 entradas con 3 carreras y 5 hits.

Los Medias Blancas arrancan hoy en Detroit una serie de tres juegos de rivalidad divisional ante los Tigres (26-36).

Copyright © 2014, The Baltimore Sun
Comments
Loading