Become a digitalPLUS subscriber. 99¢ for 4 weeks.

Empatados en campaña negativa

Barack ObamaJeremiah Wright

Los demócratas Hillary Clintony Barack Obama siguenempatados en su batalla porla Casa Blanca según un sondeodivulgado ayer que señaló,de todos modos, que por primeravez son más los votantes quetienen una percepción negativade la senadora de Nueva Yorkque positiva.

La encuesta conjunta del diarioThe Wall Street Journal y lacadena de televisión NBC mostróque los dos aspirantes a la candidaturapresidencial demócratacuentan con el respaldo de 45por ciento de los votantes demócratasregistrados.

El dato representa una ligeramejora para Obama frente al sondeode hace dos semanas, cuandoHillary lideraba la intención devoto con 47 por ciento del apoyo,frente a 43 por ciento de surival, aunque la ventaja no erasignifi cativa desde el punto devista estadístico.

Más allá de eso, el sondeo destacóque la larga y cada vez másnegativa campaña en el frente demócratacomenzó a pasar facturaa los dos aspirantes del partido ala Casa Blanca, que es especialmenteelevada en el caso de lasenadora por Nueva York.

El sondeo reveló, en ese sentido,que 48 por ciento de todos losvotantes entrevistados tienen unapercepción negativa de Hillary,frente a 37 por ciento que dicentener una impresión positiva.

El Wall Street Journal destacóque el peor presagio paraHillary es la creciente percepciónnegativa entre el electoradofemenino, que hasta ahorahabía dado un fuerte respaldo a su campaña.El sondeo mostró que por primeravez son más las mujeresque tienen una impresión negativade Hillary (44 por ciento) quepositiva (42 por ciento). Los datoscontrastan con el sondeo deprincipios de marzo cuando 51por ciento de las votantes entrevistadasdijo tener una opiniónfavorable de la senadora.

La situación es mejor paraObama, con 49 por ciento de percepciónpositiva y 32 por cientonegativa.

La encuesta telefónica entre700 probables votantes se realizóel lunes y el martes, una semanadespués de que Obamapronunciara un discurso sobrelas tensiones raciales en EU quefue bien recibido por la opiniónpública.

El senador se vio forzado aabordar uno de los temas mássensibles en la escena políticaestadounidense a raíz de la polémicapor los sermones de su exreverendo, el afroamericano JeremiahWright, quien criticó conuna incendiaria retórica lo que élconsidera todavía racismo rampanteen EU.

Copyright © 2014, The Baltimore Sun
Comments
Loading