Unlimited Access. Try it Today! Your First 10 Days Always $0.99

Repudian en Los Ángeles golpiza a centroamericanos

El Gobierno de El Salvador se comprometió a investigar los hechos ocurridos en Niltepec, Oaxaca, donde elementos del ejército mexicano golpearon a un grupo de inmigrantes centroamericanos en su travesía a Estados Unidos; al mismo que activistas comunitarios de esta ciudad repudiaron los hechos.

“No tengo ningún reporte de eso pero nuestra función es verificar de inmediato lo que está sucediendo y, si es necesario, estaré personalmente en la zona de Oaxaca”, dijo Margarita Escobar, la viceministra de Atención a los Salvadoreños en el Exterior, durante su visita a Los Ángeles este fin de semana.

Los hechos ocurrieron el pasado 31 de marzo, cuando un grupo de militares mexicanos golpearon a presuntos indocumentados centroamericanos que cruzaban por el territorio mexicano en su ruta por llegar a suelo estadounidense. Los incidentes quedaron registrados en imágenes tomadas por un colaborador del El Diario de Hoy de El Salvador, en la frontera sur mexicana.

“Los derechos humanos de los migrantes no son negociables, esa es la base sobre la cual estamos trabajando. Específicamente con México", expresó Escobar. "Ambos gobiernos, al más alto nivel, estamos comprometidos con la integridad de los derechos humanos”.

Mientras tanto, activistas comunitarios en Los Ángeles rechazaron los hechos ocurridos en Niltepec, Oaxaca, e indicaron que esta situación no es algo nuevo en México.

“De hecho, en Guatemala se han presentado denuncias sobre los atropellos contra los guatemaltecos desde 1993. No sólo los golpean, sino que los roban”, dijo Byron Vásquez, director de la Casa de la Cultura de Guatemala en Los Ángeles.

Arturo Carmona, director ejecutivo del Consejo de Federaciones Mexicanas en Norteamérica (COFEM), dijo que la posición de su organización es que el gobierno de México necesita hacer un cambio porque, de lo contrario, incidentes como el de Oaxaca van a seguir sucediendo.

“México no puede tener la posición moral y jurídica en cuanto a la situación que viven millones de mexicanos en Estados Unidos cuando tenemos en nuestro país una política inconsistente que deja serias dudas en el trato de los inmigrantes centroamericanos”, señaló Carmona. “En cuanto a esta situación de Oaxaca, estamos viendo los detalles. Pero a primera vista parece ser uno más de los actos de injusticia en contra de nuestros hermanos centroamericanos y esperamos que el gobierno tome medidas serias”.

Los esfuerzos por obtener reacciones del gobierno mexicano resultaron infructuosos durante la elaboración de esta nota.

Por su parte Jaime Peñate, coordinador de Comunidades Unificadas de Ayuda Directa a El Salvador, recalcó que, como organización comunitaria salvadoreña, ellos responsabilizan al gobierno de México y al de El Salvador por la seguridad de sus connacionales.

“Hemos venido dándole seguimiento a los inmigrantes, hay muchos sectores interesados - llámese policía, ejército mexicano o mafia - en lucrarse de los inmigrantes”, afirmó Peñate.

Cecilia Rodríguez, directora de Alianza Hondureña de Los Ángeles (AHLA), expresó que este es un caso complejo por la poca respuesta que han tenido de sus países en el apoyo a sus connacionales que inmigran hacia Estados Unidos.

“Saben lo que está pasando, pero no les importa", sostuvo Rodríguez. "¡Y México tiene el descaro de pedir respeto para sus conciudadanos [en Estados Unidos]!, ¿Quién respeta a los centroamericanos allá?"

Aunan esfuerzos para ayudar a la comunidad inmigrante

Durante su visita este fin de semana a Los Ángeles, el Embajador de El Salvador en Washington, René León, informó que los gobiernos centroamericanos están trabajando con organizaciones pro defensa de los inmigrantes en Estados Unidos y el Consejo Nacional de la Raza en una serie de acciones para atender a los inmigrantes que sufren “represión migratoria”.

El diplomático aseguró que es un cambio en la política en defensa de los inmigrantes. “Vamos a trabajar casos muy particulares como la redada [en Van Nuys]”, dijo León. “Las organizaciones de defensa de los inmigrantes pueden hacer más que nosotros porque [como embajadores] no podemos interferir en la aplicación de las leyes migratorias, pero podemos hacer otras cosas”, enfatizó.

Al mismo tiempo, el diplomático agregó que en los próximos meses desarrollan un proyecto piloto que se implementará en Los Ángeles y Nueva York, donde los consulados ofrecerán asesoría legal migratoria a sus connacionales.

“Lo que se busca es ser efectivos para ayudar a los indocumentados y evitar que les violen sus derechos humanos”, dijo León.

Copyright © 2015, The Baltimore Sun
Comments
Loading