Try digitalPLUS for 10 days for only $0.99
The Baltimore Sun

Conmovedores dramas juveniles

If I Stay

La transcendental decisión de vivir o morir adquiere un gran dramatismo en If I Stay, filme que retrata la angustiada existencia de una jovencita que tiene el mundo a sus pies y lo pierde todo de un momento a otro.

Mia (Chloë Grace Moretz) es una prodigiosa estudiante de música que cuenta con el apoyo de sus amorosos padres (Mireille Enos and Joshua Leonard) y la admiración de su hermano menor Teddy (Jakob Davies). La felicidad de Mia se empaña cuando un accidente de tránsito termina con la vida de su familia y la deja en estado de coma.

Después del accidente, el espíritu de Mia se separa de su cuerpo y la jovencita adquiere la facultad de observar todo lo que sucede a su alrededor. Ella tiene 24 horas para decidir si quiere seguir viviendo o muere para acompañar a su familia.

Con este argumento entre manos, el director R.J. Cutler arma un relato que recrea la feliz vida familiar de Mia antes del accidente. El cineasta muestra con nostalgia su relación con sus padres, su hermano, pero también con su abuelo (Stacy Keach).

Pero el corazón de Mia no sólo pertenece a su familia, sino también a Adam (Jamie Blackley), su adorado novio, quien la ama incondicionalmente. La jovencita deberá decidir si el amor por su amado justifica que siga viviendo.

Inspirándose en el libro homónimo de Gayle Forman que se convirtió en un éxito de librería, el director Cutler compone una narración que interroga sobre la importancia de la vida y el amor. El relato del cineasta nos pregunta si vale la pena vivir por un novio después que toda la familia ha muerto

Para armar su historia, el realizador se inspira en conocidas cintas románticas como The Notebook y The Lovely Bones. Sus esfuerzos se ven compensados con la actuación de Moretz Carrie, Kick-Ass) quien lleva sobre sus hombros casi todo el peso del filme. El resto del elenco también entrega actuaciones frescas y convincentes.

What If

Daniel Radcliffe y Zoe Kazan desarrollan buena química en esta comedia romántica, pero el encanto de los jóvenes actores no es suficiente para disimular las fallas de guión y dirección que presenta la película.

Radcliffe (Harry Potter) encarna a Wallace, joven estudiante de medicina que no ha podido levantar cabeza después de ser engañado por su novia. Cuando Wallace conoce por casualidad a Chantry (Kazan) queda prendado con ella, pero como la jovencita vive con un novio (Rafe Spall), le pide que sean simplemente amigos.

Aunque Wallace quiere algo más, acepta la propuesta de amistad. La relación se torna complicada cuando el novio de Chantry se va para Toronto por seis meses y ella siente el peso de la soledad sobre su cabeza.

Los enamorados aprovechan la ocasión para acercarse. En lugar de mostrar lo que piensan y sienten los jovencitos sobre la relación, el director Michael Dowse se dedica a armar escenas visualmente atractivas, pero con muy poco agarre dramático.

Entonces la película no alcanza a ser una historia romántica que llegue al corazón, pero tampoco una comedia. A no ser por las pocas escenas protagonizadas por Adam Driver, amigo de Wallace, la cinta carece de picante y humor.

La existencia de cintas indies retratando historias sobre enamorados, como ésta, se explica porque a Hollywood ya casi no le interesa producir comedias románticas. En el caso de What If, la cinta no alcanza de inteligencia y creatividad que caracteriza al cine indie y luce como un telefilme.

Hay que reconocer que los actores protagónicos agregan encanto, espontaneidad y frescura a la historia. Radcliffe, por ejemplo, se desprende cada día más de su herencia como Harry Potter y se perfila como un actor capaz de protagonizar distintos papeles.

Si Radcliffe luce convincente y encantador, Kazan no se queda atrás. La nieta del finado director Elia Kazan, conocido por clásicos como A Streetcar Named Desire y East of Eden, revela su vena artística y muestra que nieta de tigre sale pintada.

Kazan, quien ha venido mostrando su talento en papeles secundarios, pero también en roles protagónicos (Ruby Sparks), entrega un personaje cautivante y divertido. Lástima que el guión y dirección del filme no hagan justicia al talento de ella y Radcliffe.

Para ver más comentarios de cine visite elsentinel.com

Copyright © 2016, The Baltimore Sun
Loading
25°