Become a digitalPLUS subscriber. $12 for 12 weeks.

Paraguay elimina a Brasil por penales

Histórico e increíble. Brasil desperdició cuatro penales en la definición desde los doce pasos y le entregó el domingo en bandeja a Paraguay el pase a las semifinales de la Copa América.

Con una actuación memorable de su arquero Justo Villar, la gran figura del partido, Paraguay avanzó a esa instancia después que los 120 minutos de juego terminaran sin goles.

En la definición por penales, los brasileños Elano, André Santos y Fred tiraron afuera y Villar atajó el disparo de Thiago Silva.

Por Paraguay Edgar Barreto remató desviado, pero Marcelo Estigarribia y Cristian Riveros anotaron y con eso les bastó.

Paraguay, que había empatado sus tres encuentros de la fase inicial, enfrentará al vencedor del duelo entre Chile y Venezuela, que jugaban más tarde.

Brasil dominó todo el partido y obligó a su rival a defenderse. Paraguay, que en la primera ronda le había empatado 2-2 a los brasileños, prácticamente no pisó el área contraria. Paraguay, no obstante, se defendió ordenadamente y resistió el asedio brasileño.

Contó además con la figura superlativa de Villar en un partido en el que Brasil fue inquilino y habitante permanente de la casa paraguaya, pero jamás pudo comprarla.

Tras un comienzo sin un dominador claro, Brasil de a poco superó la férrea marca paraguaya en el medio de la cancha aunque no pudo cristalizar su dominio en la red.

Cuando el partido recién amanecía, Ramires se escapó por el centro y su disparo se fue cerca de un ángulo. Poco después, Neymar la empalmó de tijera y la pelota se fue apenas alto, en jugadas claras de gol que mostraron un apetito ofensivo de Brasil.

Presionar y meter pierna. Esa fue la consigna paraguaya que pareció depender de un contragolpe fortuito que jamás se dio, al punto de que el arquero Julio César fue un espectador de lujo.

Ningún egoísmo en Robinho, quien cerca de la media hora tenía el arco en la mira pero se la dio a Neymar, quien le pegó como venía y la pelota se fue acariciando el poste derecho cuando Villar pedía clemencia.

Pertrechado en la defensa, y con sus atacantes Lucas Barrios y Nelson Haedo Valdez absorbidos por sus marcas, Paraguay fue una sombra errante en una ofensiva que no pudo encontrar espacios para hacerse notar.

En Brasil se esperaba algún gol de Neymar, Ganso, Pato o Robinho, integrantes de un lujoso cuarteto de oro. Pero la jugada más clara nació de su defensa cuando pasada la media hora un centro de André Santos fue empalmado por Lucio y Villar se llevó la ovación paraguaya al tapar con su cuerpo en forma magistral.

Tras el descanso, Paraguay volvió a transpirar de entrada cuando Neymar enganchó una pelota en el área y su remate con perfume de gol fue sacado casi sobre la línea por Antolín Alcaraz, en una nueva oportunidad de gol para Brasil.

Y otra vez, la boca sonriente de Neymar no se pudo llenar de gol cuando su disparo se fue apenas desviado, con Darío Verón y Paulo Da Silva mirando a un asustado Villar que se salvó de milagro.

Bajo un cielo gris y frío, Brasil fue más, con Maicon desbordando por derecha y Robinho y Neymar atentos a todo. Ganso y Pato lustraban sus armas pero no disparaban.

Hasta que Ganso desenfundó y su disparo fuerte y rasante fue atajado por Villar, el golero del Valladolid de España cuyo pase es casi un hecho a Estudiantes, precisamente de la ciudad de La Plata en la cual se lució ante Brasil.

Después, otra tremenda tapada de Villar a Pato con un pie. Un recuerdo a lo que hizo el arquero de Uruguay Fernando Muslera con su excepcional actuación cuando un día antes su equipo eliminó por penales a Argentina.

Llegar a los penales pareció ser la meta de Paraguay, que claramente jugó a no perder pese a que su técnico Gerardo Martino destacó en la previa que la mentalidad de su equipo estaba lejos de la especulación.

Copyright © 2014, The Baltimore Sun
Comments
Loading