Try digitalPLUS for 10 days for only $0.99

Histórica Iglesia Santa Ana de West Palm Beach celebra primera misa en español

La iglesia católica más antigua de la diócesis de Palm Beach inició recientemente un nuevo capítulo en su larga historia: la celebración de misas en español.

Durante los últimos tres domingos, desde el 27 de mayo, decenas de creyentes de habla hispana se han reunido a la 1:30 p.m. en el histórico templo, localizado en el corazón del downtown de West Palm Beach.

Allí, el sacerdote Néstor Rodríguez, de origen puertorriqueño, predica en el idioma de Cervantes.

Rodríguez fue nombrado párroco de la iglesia Santa Ana el año pasado y es el primer hispano en ocupar esa posición.

Por más de una década, Rodríguez fue el sacerdote de la Iglesia Santa Cruz, en Indiantown. Al llegar a aquella comunidad del condado de Martin, en 1997, el párroco encontró un pequeño templo con unas 200 personas. Con el apoyo del sacerdote, y tras organizar eventos de recaudación de fondos durante varios años, los feligreses de Santa Cruz pudieron inaugurar un nuevo edificio con capacidad para más de 500 personas. "Vine de la iglesia más joven de la diócesis, a la más vieja", dijo el cura.

Según Rodríguez, desde su llegada a la histórica iglesia Santa Ana, fundada en 1895, los feligreses hispanos coincidieron en una petición.

"Se me fueron acercando a pedirme lo mismo, una misa en su idioma".

El sacerdote escogió comenzar los servicios religiosos en español el próximo 12 de diciembre, durante la celebración de la Virgen de Guadalupe, pero tuvo que adelantar sus planes al 27 de mayo, día de Pentecostés.

"A la medida que se me acercaron tantas personas dije: tengo que empezar, no puedo hacerles esperar".

Una de estas personas fue Obdulio Ambrosio, de 26 años, y residente en West Palm Beach. Ambrosio fue el primero en hacer la petición a Rodríguez y es además el principal coordinador de las misas.

"Siempre tuve el interés de hacerlo y cuando me enteré que hay un padre que habla español, me acerqué enseguida", declaró Ambrosio.

Según el guatemalteco, una creciente comunidad de centroamericanos residentes en áreas aledañas no cuentan con una parroquia cerca.

"No tienen carros para trasladar a toda la familia a iglesias lejanas", explicó Ambrosio. "Así que creo que debemos acercar la iglesia a ellos".

Dos feligreses a quienes la misa les cayó como anillo al dedo son Myriam Colón y su madre Auriosa Vázquez, de 90 años. Vázquez se mudó recientemente al centro de West Palm Beach desde Puerto Rico, y deseaba poder asistir a la iglesia católica.

"Mi mamá no habla inglés así que yo tendría que viajar a otra iglesia más alejada para llevarla a misa", contó Colón. "Ahora yo empujo su silla [de ruedas] y venimos caminando desde la casa, cerquita. Es perfecto".

Liliana y Antonio Elera se sienten doblemente bendecidos por la nueva eucaristía. La pareja peruana llegó a Rockland, Nueva York, hace 25 años y entonces fueron parte de las pocas familias hispanas que coordinaron la primera misa en español de su iglesia local. Cuatro años después de mudarse al sur de Florida, les toca vivir una experiencia similar.

"Me siento más en casa cuando escucho la misa en español", contó Liliana Elera, quien también es maestra del colegio de la iglesia Santa Ana. "Me comunico con Dios en mi idioma".

bmedina@elsentinel.com, 954-356-4086, twitter.com/BrendaMedinar

SI VAS
Qué: Misas en español

Dónde: Iglesia Santa Ana, 310 N. Olive Ave., West Palm Beach

Cuándo: Domingos a la 1:30 p.m.

Contacto: 561-832-3757, stannwpb.org

Copyright © 2015, The Baltimore Sun
Related Content
Comments
Loading

70°